RRNews

Noticias

Incendio Teatre

Abogado de las familias de dos víctimas del incendio de Atalayas: «todo el mundo se lava las manos»

Marcos Andrés Martínez, a quien la Policía señala como el auténtico responsable de la sala, "se acogió a su derecho a declarar solamente a las preguntas de su abogado". Asegura que él únicamente era un mero arrendador del negocio a otras personas

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

El abogado de dos de las familias de las víctimas del incendio de la discoteca ‘Teatre’, Pedro López Graña, ha dicho que no será fácil aclarar la responsabilidad del suceso que tuvo lugar el pasado 1 de octubre porque «todo el mundo se lava las manos», pero ha expresado su confianza en que los damnificados finalmente obtengan «como mínimo una compensación».

Según el letrado, «al final va a suponer un esfuerzo de investigación y de determinación» aclarar quiénes son los responsables de este suceso, que acabó con la vida de 13 personas. «Ahora mismo la situación es verdaderamente adversa y con un horizonte oscuro», ha lamentado López Graña.

El abogado ha considerado que el «dueño en la sombra» de la sala ‘Teatre’ es Marcos Andrés Martínez considerado por la Policía Nacional como el auténtico responsable de esta discoteca, y quien ayer martes acudió a declarar ante el Juzgado número 3 de Murcia en calidad de investigado.

Marcos Andrés se desvincula

El supuesto responsable de ‘Teatre’ se ha desvinculado de la gestión de la sala y afirma que solo era el arrendador.

Marcos Andrés Martínez «se acogió a su derecho a declarar solamente a las preguntas de su abogado». De esta forma, el investigado «rechaza todo tipo de responsabilidad, se limita a que él únicamente era un mero arrendador del negocio a otras personas».

Según declaró a la salida de la Ciudad de la Justicia, lleva más de cinco años desvinculado de la sala. A preguntas de los periodistas de si él sigue siendo el propietario de la discoteca Teatre, Marcos Andrés Martínez declaró que «el dueño es Manuel Cerezo«.

Y su abogado, Maza, añadió los nombres de Javier Belda y Carmen Pereñiguez como explotadores de la sala con una explicación de la situación bastante confusa: «Él, Marcos Andrés, lo único que hace es pagar a los propietarios de la nave reformada y cobrando ahora mismo un alquiler temporal tanto a Daniel de la Fonda Milagros como a Javier Belda, Carmen Pereñiguez y a Juan Inglés de la sala Teatre. Él es el que se encarga de pagar a su vez a los propietarios». ¿Es entonces el arrendador? le preguntan. Y responde «es el arrendador y el subarrendador serían los verdaderos explotadores de la sala. Él no tiene nada que ver con la explotación».

«No es lo mismo ser propietario que el explotador, los explotadores son los que hicieron la fiesta y son los que ocasionaron o pudieron tener alguna responsabilidad de los hechos sucedidos» apostilló el letrado.

Preguntado sobre la orden de cierre que pesaba sobre las salas, Maza ha dicho que «los explotadores, los inquilinos, los subarrendadores, los que estaban explotando las salas, eran conocedores de esta situación porque si no, no lo hubiesen alquilado».

A su parecer, «el Ayuntamiento de Murcia permitía que esas salas estuviesen abiertas, como así lo acreditan, por ejemplo, inspecciones que se han hecho o incluso sanciones de la Policía Local».

Según ha podido comprobar RRNews, Javier Bernal y Carmen Pereñiguez constituyeron la mercantil JADIVA EVENTOS SL solo diez días después del incendio en el que murieron 13 personas.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos