RRNews

Noticias

Educación

Casi 200.000 murcianos solo tienen estudios primarios y 35.000 son analfabetos

Según el informe 'La Radiografía Socioeconómica de la Juventud Española' elaborado por CCOO, los jóvenes trabajadores murcianos tienen los peores salarios de España

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

La Región de Murcia lidera la tasa de abandono educativo temprano en España, con el 18,7%, lo que nos sitúa a 9 puntos de diferencia de la media europea. Según los últimos datos de Eurostat la media europea de abandono educativo temprano se sitúa en el 9,6% y en España en el 13,9% de media.

Así lo recoge el informe ‘La Radiografía Socioeconómica de la Juventud Española’, que ha elaborado Comisiones Obreras y que el área de mujer y juventud de la Región de Murcia ha trasladado a parámetros murcianos con datos realmente preocupantes y que según Ana Mellado, secretaria de Mujeres e Igualdad y Juventud de CCOO Región de Murcia, «explica muchas cosas».

Analizando el nivel educativo de la población de 16 y más años por nivel de formación alcanzado en la Región de Murcia, el mayor número de personas se sitúa en la primera etapa de Educación Secundaria y similar, con 225.000 hombres y 201.000 mujeres. Un total de 426.000 personas, frente a las 170.000 que han concluido estudios en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria.

El segundo valor más alto se sitúa en la Educación Superior, liderado por las 184.000 mujeres tituladas frente a los 168.000 hombres. En el menor nivel de estudios, en la Región de Murcia, 103.000 mujeres solo han cursado estudios primarios o incluso primarios incompletos, frente a los 88.000 hombres en la misma situación. Y de las 35.000 personas analfabetas, casi 20.000 son mujeres.

Analizada globalmente la población de la Región de Murcia según su nivel de estudios, los datos revelan que el 65% de los hombres y el 63% de las mujeres poseen como mucho un nivel de estudios de Enseñanza Secundaria Obligatoria general, sin ningún tipo de especialización profesional.

Sólo el 74,6% de población de entre 20 y 24 años ha completado el segundo nivel de la etapa de la ESO (la 3ª comunidad autónoma con peores resultados). «Está claro que la política educativa de la Región de Murcia es un fracaso y que la dotación de la enseñanza privada a costa de los fondos públicos en detrimento de los centros de titularidad pública, no es una política que ayude a mejorar la calidad de la enseñanza, sino más bien a empeorarla» advierten desde el sindicato CCOO.

CCOO demanda la implantación en los centros de enseñanza de titularidad pública más ciclos formativos profesionales de grado medio dotándolos de los adecuados recursos humanos y materiales para su óptimo funcionamiento.

Los jóvenes trabajadores murcianos tienen los peores salarios de España

En la Región de Murcia, la tasa de paro de entre 16 a 19 años es muy inferior a la nación, se sitúa en el 28% para los hombres y el 23% para las mujeres, y la de 20 a 24 años, disminuye para los hombres en 10 puntos porcentuales (18%), pero aumenta casi un 18% para las mujeres (35,97%), suponiendo casi 18 puntos porcentuales de brecha de género.

En la franja de edad de 25 a 29 años, la brecha de género alcanza unos niveles inusitados: el 42% de diferencia en la tasa de paro de mujeres y hombres, que es del 71% para las mujeres y del 29% para los hombres.

CCOO afirma que la reforma laboral del Gobierno de España ha tenido un impacto positivo para la población joven con la mejora de la estabilidad del empleo. Por ejemplo, la tasa de temporalidad de la población joven de 16 a 29 años ha bajado desde el 55% al 36% entre 2019 y 2023, siendo el porcentaje aún más bajo en el tramo de 25 a 29 años (28%) y en el de 30 y más años que se sitúa en el 14%.

En 2023, el 64% de las personas jóvenes asalariadas tienen ahora un contrato indefinido y entre los 25 y 29 años ese porcentaje sube al 72% frente al 53% que había en 2019.

La subida del SMI de 2022 ha beneficiado a un 14,8% de las personas jóvenes que trabajan a tiempo completo, frente al 6,9% que se vieron beneficiados de la última subida del SMI en 2018, especialmente entre las personas que trabajan a jornada completa.

Sin embargo, se puede comprobar una realidad preocupante: todos los años hay una cantidad importante de personas que cobran una cantidad por debajo del SMI del año en curso y casi el 39% son jóvenes menores de 35 años, a pesar de trabajar a tiempo completo.

Los contratos parciales hacen que las personas jóvenes reciban salarios más bajos. Las personas jóvenes a tiempo parcial suponen un 22,2% de todos los menores de 35 años. La Región de Murcia es la tercera comunidad con mayor porcentaje de personas asalariadas en deciles bajos, por lo que nuestra juventud trabajadora es de las que peores salarios tiene de España.

Ser mujer, joven y murciana es una triple discriminación

La brecha de género en el salario medio existe también entre las personas jóvenes: ellos cobran de media 1.737 euros mientras que las jóvenes, que sufren mucho más la parcialidad contractual cobran de media 1.564 euros. En nuestra región, la brecha salarial mensual de género se sitúa entre 324 y 332 euros, para las jóvenes de menos de 25 años y las de 25 a 34 años.


«Ser mujer, joven y residente en la Región de Murcia se convierte en una triple discriminación salarial» dice Ana Mellado.

Además, las murcianas triplican la tasa de paro al acercarse a los 30 años y es que las empresas evitan los contratos a las jóvenes «porque pueden quedarse embarazadas».

La precariedad joven se reduce, pero sigue siendo superior a la del resto de la población

Según el sindicato CCOO la conclusión de esta Radiografía socioeconómica del estado de la juventud en España «es que vivimos en una sociedad que hasta ahora no está siendo capaz de cumplir lo que promete a la juventud».

Según recoge este informe, la emancipación real de los jóvenes no se materializa hasta los 38 años en España. A los 30 años solo un 23,3% de las personas jóvenes pueden ser independientes en España y que el problema de la vivienda se agudiza frente a la práctica ausencia de políticas para remediarlo.

El informe también evidencia que la población joven soporta en España niveles de sobrecualificación entre los más altos de Europa (35,9%), muy superior al promedio de la UE (23%) que viene determinada por el infradesarrollo del tejido productivo en España y la obstaculización empresarial a generar buenos puestos de trabajo, lo que lleva a la población joven a desempeñar ocupaciones por debajo de su cualificación.

Siguen siendo tareas pendientes del Gobierno de España de cara a la juventud, mejorar las condiciones de contratación y salariales, eliminar las discriminaciones de las mujeres jóvenes en el ámbito laboral, y fomentar el acceso a la vivienda.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos