RRNews

Noticias

Entrevista

Fernando Valladares: «La naturaleza es medicina para el ser humano porque somos naturaleza»

"La Región de Murcia es un hermoso y maravilloso desierto que vale para muchas cosas, pero no para ser la huerta de Europa. Eso tiene los días contados y lo saben. No hay agua, pero más importante, no hay coherencia. El egoísmo y la corrupción son peores que la propia sequía.

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Numerosos estudios científicos demuestran que la actividad en el entorno natural se asocia con una mejor condición cardiovascular y rendimiento cognitivo, mejores ciclos de sueño/vigilia cuando no se está en altitud o en un clima extremadamente frío, un mejor manejo del estrés, interacciones sociales positivas y evitación de sustancias peligrosas.

«Por eso es tan importante reconectar con la naturaleza y protegerla» subraya Fernando Valladares, doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Valladares afirma que «por primera vez el ser humano se está poniendo la soga al cuello ante el gran desafío al que se enfrenta la humanidad con el cambio climático que no es solo clima» y cita tres causas principales: «la resistencia al cambo del sistema político, económico, social y hasta familiar; las presiones de los grandes grupos de interés como son petroleras, empresas y hasta países que basan su economía en una forma que no es sostenible; pero la tercera es la hipocresía organizada que nos lleva a mentirnos, a hacernos trampas al solitario. Decimos que todo va bien y las cosas no van tan bien. Nos ponemos zancadillas a nosotros mismos de manera deliberada para no avanzar».

Valladares, que en 2021 recibió el Premio Jaume I en la categoría de Protección del Medio Ambiente y el Premio de Comunicación Ambiental de la Fundación BBVA, ha concedido una entrevista a RRNews donde ha asegurado que «hemos dado la espalda a la naturaleza» y que «hemos convertido un planeta vivo en un sistema masivo de producción global». Y destaca, por ejemplo, que el ser humano mata, explota o vende un tercio de las especies de vertebrados, 14.000 especies, 300 veces más que predadores equivalentes.

PREGUNTA: ¿Hemos dejado que la economía se anteponga a los derechos humanos?

RESPUESTA: Para mí esa es una de las grandes tragedias. Llevamos un siglo así. Desde la Revolución Industrial queda patente que producir es la prioridad número uno. Tenemos a nuestro Ministro de Agricultura, Luis Planas, defendiendo que hay que producir más y más alimentos, cuando hay que producir la mitad de los alimentos. El problema lo tenemos por producir tanto alimento. O tenemos al sector energético diciendo que hay que producir más y más energía cuando hay que producir la mitad, aunque sea con renovables. Y así sucesivamente. Tenemos una economía extraterrestre, lunática y de pensamiento mágico que no está adaptada al planeta tierra. Es una economía con efectos presentes sobre la salud y el bienestar de las personas. Y no me refiero a los países más vulnerables. Los trastornos mentales que estamos sufriendo tienen mucho que ver con esta sociedad en la que se ha puesto la economía por delante de los derechos humanos. Y cuesta mucho dar marcha atrás».

PREGUNTA: Usted ha dicho que se «están reventando los límites planetarios» ¿Cuáles exactamente?

RESPUESTA: Así es. De hecho, seis de los nueve límites ya han sido traspasados. Básicamente, tenemos el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el agua dulce, la contaminación por nitrógeno y fósforo, los aerosoles, la ocupación del espacio, la capa de ozono…Cuando hablamos de límites planetarios hablamos de condiciones para el ser humano que somos una especie muy sensible y difícil de contentar puesto que necesitamos oxígeno, temperatura, recursos, agua, proteínas. En cuanto alteramos la biología, la química y la física del planeta empezamos a poner en riesgo nuestro bienestar y nuestra supervivencia.

PREGUNTA: ¿Hemos llegado al punto de no retorno o estamos a tiempo?

RESPUESTA: A escalas astrofísicas yo diría que casi nada es del todo irreversible, pero a escala humana humana sí que los es. La pérdida de biodiversidad es irreversible. Una extinción es para siempre y el ser humano está acelerando muchas extinciones entre 100 y 1000 veces. Y estamos poniendo en marcha procesos que detenerlos o darles marcha atrás trasciende a la escala de décadas. Estamos poniendo en marcha procesos de siglos o milenios como es la dinámica de fusión de los glaciares. Habiendo acelerado el calentamiento de la atmósfera, hemos puesto en marcha mecanismos que ni tú ni yo veremos revertirse. Tenemos que entender que cada vez hay que hacer más cosas en menos tiempo para frenar las amenazas. Ten en cuenta que muchos cambios van a un ritmo exponencial y eso significa que cada vez pasan más cosas en la misma unidad de tiempo.

PREGUNTA: ¿El ser humano ha sido capaz de inclinar el eje de la tierra?

RESPUESTA: Pues sí y es un ejemplo de cómo el ser humano está alterando procesos a escala de todo el planeta. Hemos cambiado tres veces el eje de inclinación de la tierra por tres procesos distintos. Es verdad, que es ligero el cambio pero se ha podido medir. La primera vez que se midió fue con la acumulación de agua en la presa de las tres gargantas en China que cambió el centro de gravedad al plantea al poner tanta masa en una zona. Y esto hizo que los días fuesen un poco más largos. Volvió a suceder extrayendo agua del subsuelo en el hemisferio norte. Pero no es el único ejemplo. Hemos encogido 400 metros la estratosfera por los gases de efecto invernadero y seguirá decreciendo. Y aún no sabemos qué consecuencias tendrá. Estamos enredando con cosas a escalas gigantescas.

PREGUNTA: ¿Qué opina de la degradación que ha sufrido y sigue sufriendo el Mar Menor?

RESPUESTA: Es un ejemplo triste de negación de la realidad, un ejemplo de las zancadillas de las que hablo. Han estado más de 40 años negando la realidad y aún hay quien la sigue negando y exculpa a las compañías del agronegocio. Muchas veces, empresas extranjeras que vienen a incumplir la normativa porque saben que en España se hace la vista gorda. Que utilizan agroquímicos para sacar tres o cuatro cosechas al año cuando lo lógico es sacar una o, como mucho, dos. Todos sabemos que a los pocos años del regadío intensivo con agroquímicos en el Campo de Cartagena el Mar Menor empezó a dar síntomas de contaminación. Pero había que que hacer dinero y convertir a la Región en la huerta de Europa, aunque hasta un niño pequeño es capaz de entender que una huerta no puede darse en un desierto. Y la Región de Murcia es un hermoso y maravilloso desierto que vale para muchas cosas, pero no para ser la huerta de Europa. Eso tiene los días contados y lo saben; y mientras vas contando los días te vas intoxicando. No hay agua, pero más importante, no hay coherencia. El egoísmo y la corrupción son peores que la propia sequía.

PREGUNTA: ¿Qué opina de los trasvases de agua?

No hay agua, pero más importante, no hay coherencia. El egoísmo y la corrupción son peores que la propia sequía.RESPUESTA: La sobreexplotación del agua es otro problema. A mi me duele muchísimo cuando vienen agricultores a Madrid a manifestarse a los que les pagan un bocadillo y les cuentan una historia de agua que no es cierta. Es una tragedia. El río Tajo no tiene caudal ecológico en gran parte de su recorrido. El Tajo no puede dar agua al Segura. Nunca lo ha podido hacer, pero cada vez lo podrá hacer menos en un escenario de cambio climático. El Segura debe ser autónomo. Los trasvases siempre han sido un gran error. Y lo mejor que puede hacer la Región de Murcia es entender que se gasta más agua de la que se tiene y que eso hay revertirlo. El regadío no tiene ningún sentido una zona árida, va salinizando y empobreciendo los suelos y generando problemas políticos con otras comunidades y hasta con el Gobierno central.

PREGUNTA: Pero desierto y secano es sinónimo de pobreza.

RESPUESTA: Eso es rotundamente falso. Y me da mucha pena. Muchos agricultores están atrapados por una pinza económica, están entrampados en un sistema de producción que no corresponde. Por eso hay que acompañarlos en la salida. Y el acompañamiento no es darles más veneno para que sigan en el regadío con agroquímicos. Eso es darles la soga para que se ahorquen. No podemos seguir sobreexplotando unos recursos que son limitados. Hay que reconvertir el regadío al secano. El secano trae mayor salud física y mental a las personas. El regadío trae todo lo contrario como la inmigración ilegal, el neoesclavismo, contratos precarios, gente mal pagada para poder hacer comida barata. El regadío es una trampa voraz que hay que parar. Cuántos más tardemos en parar eso, más endeudados estarán los agricultores y más endeudados ambientalmente estaremos todos. Es un disparate. En la Región de Murcia lo que tiene sentido es una agricultura basad en secano, con especies adaptadas para sacar lo mejor de un terreno austero. En Murcia no corresponde hacer campos de golf ni parques acuáticos. Hay alternativas turísticas maravillosas. Debemos cambiar el chip. Hay que dejar un legado económico sostenible a las próximas generaciones.

PREGUNTA: Los niveles de contaminación atmosférica están disparados en Murcia y el Ayuntamiento acaba de eliminar el carril bus para que circulen más vehículos y motocicletas. ¿Qué le parece?

RESPUESTA: No solo es el tráfico el causante de la contaminación. Uno de los principales motivos de la contaminación en Murcia deriva de las quemas agrícolas de rastrojos. La recomendación es no quemarlos. Deben quedarse en el sitio porque dan fertilidad. ¿Qué ocurre? Pues que es mucho más funcional y práctico quemarlos y eso genera problema de salud y contaminación en estas épocas de aire frío. Se han aprovechado resquicios legales para quemar rastrojos agrícolas. Esas quemas intoxican en primer lugar a los propios agricultores, muchos de los cuales acaban teniendo que ingresar en hospitales con problemas respiratorios. Es la representación del «tiro en el pie» y alguien debe poner orden en esto.

PREGUNTA: A muchos ciudadanos parece no importarles la contaminación atmosférica si pueden llegar a todas partes en vehículo privado

RESPUESTA: Solo la contaminación atmosférica está detrás de al menos 9 millones de muertes prematuras anuales. Dicho de otro modo, una de cada seis muertes en el mundo está relacionada con la contaminación. Cifra que triplica los fallecidos por SIDA, malaria y tuberculosis. O que multiplica por quince los fallecidos en guerras, asesinatos y otros hechos violentos. Estamos violando lo que nos protege. La protección ambiental protege al ser humano. El cambio climático amplifica la mitad de las enfermedades patogénicas por eso es urgente trabajar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Las muertes indirectas por el cambio climático ascienden a decenas de millones de personas cada año.

PREGUNTA: ¿Es rentable económicamente proteger el medio ambiente?

RESPUESTA: El gasto en conservar naturaleza no es un gasto, es una inversión y muy rentable. Se estima que del 30%. Esto es exactamente lo que analiza el informe Waldron (2020). Proteger el 30% de la Tierra (más del doble de lo actualmente protegido) supondría un modesto aumento e la producción económica total (multisectorial), pero tendría una rentabilidad económica muy grate por la mitigación de los grandes riesgos económicos del cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

PREGUNTA: ¿Qué nos puede decir de los denominados Trastornos de Déficit de Naturaleza?

RESPUESTA: Un estudio de Engemann y colaboradores revela que el riesgo de trastornos
psicológicos (esquizofrenia, abuso de drogas, desordenes obsesivo-compulsivos, anorexia, trastorno
bipolar, depresión, ansiedad etc.) desde la adolescencia a la fase adulta disminuye según la cantidad de
zonas verdes que se haya tenido cerca del domicilio durante la infancia. Se ha demostrado también que el bienestar de las personas crece con la biodiversidad y con la variedad de hábitats en las zonas verdes urbanas.

PREGUNTA: ¿La naturaleza cura?

RESPUESTA: Se ha demostrado que grandes exposiciones a naturaleza cuidada y en buen estado suaviza los síntomas del autismo o el alzheimer. La naturaleza es medicina para el ser humano porque somos naturaleza. Somos una especie biológica más. La naturaleza cura y ya hay muchos estudios científicos que así lo demuestran. También se ha demostrado que el medio ambiente influye en nuestra salud mucho antes de nacer. Un término que cada vez oiremos más es la epigenética, los cambios en la función de los genes que son hereditarios y que no se deben a alternaciones de la secuencia de ADN. La epigenética transgeneracional es algo que se transmite a la descendencia a través de los óvulos y del esperma. Como el medio ambiente determina la salud de las personas, el medio ambiente de abuelos y padres influye en la salud de hijos y nietos.

PREGUNTA: ¿Qué le ha parecido la cumbre del clima que se ha celebrado en Dubai?

RESPUESTA: Un gran ejercicio de hipocresía. Se ha quedado muy corta ante los grandes desafíos.

PREGUNTA: ¿Por qué cuesta tanto remover conciencias?

RESPUESTA: Estamos transitando de lejos por los peores escenarios, pero la ciencia tiende a ser prudente, aunque ya se está viendo a la comunidad científica salirse un poco de la normas establecidas y se habla de la necesidad de un modelo de decrecimiento económico. Lo que está claro es que el lenguaje comedido y correcto de la ciencia no está teniendo el impacto que debería de tener.

¡Alerta Roja. Escuchad a la ciencia!

Fernando Valladaeres, que ha publicado La Recivilización’ (Ediciones Destino) en el que aborda todos los desafíos que nos plantea la crisis climática, forma parte de «Rebelión Científica» que el pasado mes de abril arrojó tinta roja biodegradable la fachada de la Puerta de los Leones del Congreso en protesta por la pasividad del Gobierno de España ante la crisis climática.

Valladares, junto a decenas de manifestantes, en su mayoría científicos, se sentó frente a la fachada principal del Congreso gritando consignas como «No hay planeta B» o «Sin planeta no hay futuro», mientras que otros concentrados portaban una pancarta que decía: «Alerta Roja. Escuchad a la Ciencia».

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos