RRNews

Noticias

Sinvergüenzas

Circulan fotos de los 3 ufanándose de su millonario sueldo. Caminan como si fueran los 3 tenores, pero un mal pensado, uno que conociera su trayectoria y calaña podría pensar que son unos simples cantamañanas.

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Andaba muy cabreado el excelentísimo señor (manda güevos que haya que darle este tratamiento), el senador del reino Francisco Bernabé (a lo del Don me niego: mi añorado Maestro decía que el usted se lo hay que otorgar a toda persona de cierta edad, el Don había que ganárselo).

Haciendo honor a su fama de broncas, había acudido ante la sede del PSOE en Ferraz a ladrar su odio y excretar bilis en la jauría humana alentada por sus señoritos de Vox y allegados. Los antidisturbios hubieron de emplearse para disolver la rehala atrabiliaria, que pedía sangre rojo-comunista-catalana-bilduetarra-bolivariana.

Las fuerzas del orden lanzaron botes de humo y les tomaron las medidas con las porras a los más recalcitrantes. El susodicho se grabó, envuelta su figura en una bandera española, (¿cómo no? ¡Por la Virgen del Pompillo!), condenando la contundencia con la que se emplearon los policías. ¡Toma higos, Pepa, que s’abusanan! El malafollá que se trajo a varias unidades de antidisturbios, a coste de dejar desprotegidas a ciudades vecinas, para apalizar a los vecinos de los barrios del sur, quienes se oponían a la llegada del AVE en superficie.

El “eximio” orador (aún se parten el ojete los que lo recuerdan en el Congreso defendiendo con una oratoria de baratillo que se les cortara el rabo a los perros, porque era peligrosísimo y tenía un efecto látigo). El que ordenó aporrear a viejas y comedores de pipas. No deseo mal a nadie, pero alguno podría pensar que hubiera sido justicia poética que el Apatrullador de las Vías recibiera en sus lomos alguna quina de la que mandó repartir en sus tiempos.

Otro presunto excelentísimo, de los de apellido compuesto, subió a sus redes un vídeo en el que lamentaba haberse tenido que levantar a las 5. ¡Uno de los de rancia estirpe levantándose a la misma hora que un barrendero! ¡A lo que “habemos llegao” con los rojos en el Gobierno! Se lamentaba la probe criaturica de tener que coger un AVE a las 6 para poder estar en el Senado a las 12.30.

Con una cara de ajo porro, encima, se quejaba agriamente de que el tren tardara la de Dios es Cristo en llegar a Madrid dando la vuelta por Alicante y Cuenca. ¡Pobreticho! Quien colaboró en el timo de llevar el trazado por Alicante, a las órdenes del pío Ballesta (al cual estamos descubriendo como pregonero de navidades o cualquier otro festejo que haga olvidar a los chamuscados de Atalayas y a su caiga quien caiga). Quien fue cómplice del tocomocho del aeropuerto de Corvera bajo los augurios del de infausto recuerdo Ramónlu. Quien me cuentan que en rueda de prensa llegó a defender que era mejor traer el AVE por ese rodeo contra logicam en vez de por su curso natural por Albacete y Chinchilla. Aseguró el “ilustre” que desde Chinchilla había muchas cuestas. Y se quedó tan pancho.

La semana pasada inauguraron el trayecto de alta velocidad que conecta Madrid con Asturias: se ve que las cuestas desde Hellín a Murcia son mayores que las que han de atravesar los puertos de Pajares. O que los ingenieros del tramo murciano y quienes trabajaron en las Consejerías de Obras Públicas y Fomento, él incluido, eran unos ineptos. Presuntos, siempre presuntos.

La prensa amiga acaba de publicar que en las últimas décadas el gobierno murciano no ha construido ni un solo kilómetro de autovía. Las carreteras autonómicas son cochambrosas. La patética autovía del bancal parece construida por una multinacional de amortiguadores: su trazado y firme destrozan suspensiones. El ahora excelentísimo fue durante los últimos años el consejero responsable de estos desaguisados. ¡Manda…carallo!

Otro de los que el PP murciano ha mandado al Senado era el ex consejero de Agricultura, familiarmente relacionado, parece ser, con una empresa agrícola culpable de la desolación por nitratos del Mar Menor.

Circulan fotos de los 3 ufanándose de su millonario sueldo. Caminan como si fueran los 3 tenores, pero un mal pensado, uno que conociera su trayectoria y calaña podría pensar que son unos simples cantamañanas. Unos que dan la impresión de no tener vergüenza y que, dado que se los han quitado de encima para librarse de su ineptitud, estarían mejor calladicos.

A alguien le puede parecer que el PP toma por tontos a los murcianos y que van a tragar con sus chanchullos en cuanto les mienten a Perro Sánxez o a los catalanes. Lo triste es que muchos se empecinan en darles la razón con sus votos.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos