RRNews

Noticias

Entrevista

Germán Teruel: «El Tribunal Constitucional ha perdido toda su credibilidad»

Germán Teruel es miembro de la Fundación Hay Derecho a quien el Tribunal Supremo ha dado la razón contra el nombramiento de Magdalema Valerio por no ser jurista de reconocido prestigio

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

«En una democracia no todo vale y el fin no justifica los medios aunque se diga que es para frenar a la extrema derecha, porque lo están haciendo a fuerza reventar nuestra Constitución y de aupar a un prófugo de la justicia».

Así de contundente se manifiesta el profesor de Derecho Constitucional y co-director de la Cátedra de Buen Gobierno e Integridad Pública de la Universidad de Murcia, Germán Teruel que, entre clase y clase, ha concedido una entrevista a RRNews.

PREGUNTA: ¿Qué opina de la Ley de Aministía?

RESPUESTA: Es muy difícil de conciliar con la Constitución dado que no hay habilitación expresa. Debemos recordar que el constituyente ya debatió si se habilitaba expresamente a las Cortes. Hubo dos enmiendas que se rechazaron, una de ellas firmada por Tierno Galván. En esas enmiendas se añadió la potestad de poder amnistiar y ese trozo se quitó. El Constituyente no quiso, de manera expresa, dar ese poder desorbitante a las Cortes. Entender que la amnistía cabe ahora como una facultad legislativa es complicado. Atendiendo al principio de legalidad constitucional y al principio democrático, estas Cortes Generales, legítimamente, no pueden aprobar una Ley de Amnistía. Punto.

PREGUNTA: Pero muchas personas opinan que la Ley de Amnistía es necesaria para solucionar un grave problema político en Cataluña. ¿No cree que algo hay que hacer?

RESPUESTA: Yo no creo que la amnistía esté prohibida, sí creo que es algo muy excepcional que hay que someter a un juicio muy estricto para contener cualquier uso abusivo de la misma ya que afecta a la igualdad de españoles ante la ley y al principio de separación de poderes. La Ley de Amnistía de la que estamos hablando ahora se hace a la defensiva, cuando hay procedimientos judiciales abiertos y, por tanto, se hace para bloquear el acceso a la actuación judicial.

PREGUNTA: ¿Cómo se debería haber hecho?

RESPUESTA: En un contexto diferente. Si esto se hace con todos los procedimientos judiciales terminados, con cierta tranquilidad política en el país, con un acuerdo consensuado por PSOE y PP para dar una solución al conflicto político catalán, difícilmente ningún jurista en España habría saltado como hemos saltado todos. Pero cuando has estado diciendo que la amnistía era inconstitucional hasta dos días antes de las elecciones, las Cortes no pueden legítimamente aprobar una amnistía de este tipo. Y además, han redactado esa ley de tal manera que los jueces no puedan plantear cuestiones ante el Tribunal de Luxemburgo al incluir que si se afectan los intereses financieros de la Unión Europea, entonces no serán amnistiados. Es decir, que malversar dinero público de los europeos no se puede amnistiar, pero sí se puede amnistiar malversar dinero público de los españoles. Han hecho todo lo posible para que no haya un control judicial de la ley. Es un puñetero disparate y por eso hemos saltado todos.

PREGUNTA: Lo que dice es muy grave…

RESPUESTA: Es que la situación es grave. Esta Ley de Amnistía va a entrar en la antología de cómo ir desmontando los frenos al poder. Han colonizado el Tribunal Constitucional para evitar que pueda plantar cara al Gobierno. ¿Por qué Meritxell Batet, que es profesora de Derecho Constitucional, deja la presidencia de la Cámara?

PREGUNTA: ¿Qué consecuencias cree que puede tener en un futuro?

RESPUESTA: Amnistiar a personas con procesos penales abiertos es un error, pero lo que más me preocupa son los cadáveres que está dejando por el camino y la espita que puede abrir a futuro. Si mañana llega a España un Milei o un movimiento populista y se dedican a rodear el Congreso y a hacer barbaridades, pero luego tienen un apoyo parlamentario que condiciona al Gobierno y saben que les van a amnistiar todas las burradas que hayan podido hacer en las calles o los delitos que haya podido cometer funcionarios, pues imagine el peligro que eso conlleva tal y como están las democracias. Por eso, la tendencia europea es a un uso cada más restrictivo de las leyes de amnistía.

PREGUNTA: ¿Realmente cree que están desmontando los frenos institucionales al Gobierno?

RESPUESTA: Han ido desmontando pieza a pieza los posibles obstáculos al Gobierno para una circunstancia como la que tenemos entre manos y eso no es bueno. Cuando quitas las tuercas y dejas al Gobierno sin contrapoder, sin freno, no sabes el monstruo que te puede crecer. Es un puñetero disparate. Están desmontando pieza a pieza los resortes del Estado de Derecho. Esto no es una dictadura, pero cuando al Gobierno le quitas todos los frenos institucionales, abres la espita a que llegue un loco populista y haga lo que le dé la gana porque ya no habrá frenos.

PREGUNTA: ¿Cree que la Unión Europea puede hacer algo al respecto?

RESPUESTA: Estamos preparando las alegaciones al Informe sobre el Estado de Derecho en España que está elaborando la Comisión Europea. Y les vamos a decir que en España tenemos un problema muy grave con la amnistía y lo que hay de fondo. La amnistía es el elefante que hay en la habitación, como lo es el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial. El problema real es la colonización política de las instituciones de control. De todas. Fíjese que el Tribunal Supremo ha tenido que anular los últimos nombramientos de la Agencia de Protección de Datos porque los partidos políticos, PSOE y PP, se los habían repartido. Es más, anunciaron antes del concurso público a quiénes iban a dar los puestos. Y claro, el Supremo ha tenido que anularlo al considerarlo obsceno.

PREGUNTA: ¿Cree que si finalmente se aprueba la Ley de Amnistía podría ser anulada por el Tribunal Constitucional?

RESPUESTA: Si se aprueba será validada porque el Tribunal Constitucional está capturado por el Gobierno. Basta repasar todas la sentencias del Constitucional sobre temas polémicos desde que está presidido por Conde Pumpido. Verá que que todas se han aprobado por 7 votos a 4. El Gobierno, de manera impúdica, nombró a su ministro de justicia, Juan Carlos Campo, magistrado del Tribunal Constitucional. Y nombró también a Laura Díez Bueso que había ocupdo el sillón de directora general de Asuntos Constitucionales y Coordinación Jurídica del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática bajo el ala del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. No puedes, no debes nombrar a alguien que ha formado parte de tu gobierno.

PREGUNTA: ¿No existe independencia judicial?

RESPUESTA: El Tribunal Constitucional ha perdido toda su credibilidad y lo digo con todo el dolor de mi corazón porque es muy duro, porque supone cuestionar un elemento básico de contrapeso en un estado constitucional. Tenemos un TC en el que todos sus miembros son soldados de partido sin ningún prestigio académico ni profesional. Están ahí por ser estómagos agradecidos, los unos y los otros, tanto los del PP como los del PSOE. Son gente que han puesto los partidos políticos por ser fieles, que no tienden puentes en las sentencias que han puesto. Va una mayoría contra la otra y se enfrentan como si estuvieran en un Parlamento. No buscan el acuerdo, no buscan sentencias de compromiso. No hay un solo magistrado del TC que se salte la disciplina de voto impuesta por el partido político que lo ha nombrado, votan como si fuesen diputados. El TC ha perdido su credibilidad como órgano jurisdiccional y se comporta con la lógica partidista de una cámara política. Y esto es así porque tanto PSOE como PP se han dedicado a colar sus propios sapos. En vez de buscar y nombrar a juristas de reconocido prestigio e independencia, se han dedicado a colarse sapos mutuamente; sapos que tanto unos como otros han votado con la nariz tapada. Y claro, se han cargado el Tribunal Constitucional. Se lo han cargado.

PREGUNTA: ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

RESPUESTA: Hasta los años 90 el Tribunal Constitucional era muy sólido. Estaba compuesto por juristas muy solventes que resolvían en un sentido u otro por sus propias convicciones como juristas, sin importar si eran progresistas o conservadores. Es verdad que a lo largo de los años el TC ha tenido mayorías que han estado escoradas hacia un lado u otro, pero aún así, había magistrados con capacidad de tender puentes, había magistrados independientes aunque, de vez en cuando, se colase algún sapo como Enrique López que el PP metió ahí.

PREGUNTA: ¿Y qué me dice del Consejo General del Poder Judicial?

RESPUESTA: En los últimos años, el CGPJ ha sido utilizado por los partidos políticos como cantera para testar la lealtad de los magistrados y en función de su respuesta y docilidad promocionarles al Tribunal Constitucional. Se están cargando todo el sistema y por eso es tan preocupante la situación.

PREGUNTA: El CGPJ lleva cinco años bloqueado y el Gobierno plantea modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial para facilitar su renovación. ¿Qué opina?

RESPUESTA: En los países europeos con un órgano de gobierno de los jueces similar al español, lo que se estipula es que al menos la mitad de sus componentes sean elegidos por los propios jueces y magistrados. Que no todo el órgano de gobierno venga elegido por órganos políticos. Y esa era la filosofía de fondo de la Constitución Española. El TC no enmendó la reforma que estableció en los años 80 que los 20 vocales fuesen elegidos por el Parlamento, pero lo admitió a regañadientes. No dijo que fuese inconstitucional, pero advirtió sobre la tentación de elegir con cuotas de partido político como ha terminado ocurriendo en contra de la doctrina europea que dice que al menos la mitad sean elegidos por los propios jueces. El procedimiento ideal sería que 12 fuesen elegidos por los propios jueces y magistrados a través de un proceso electoral que minimice el peso de las asociaciones corporativas y que los ocho restantes los elija el Parlamento entre juristas de reconocido prestigio. Esa era la lógica constitucional que se pervirtió en los años 80 y ninguna ley posterior lo ha arreglado. Desde esos años vamos en contra del espíritu de la Constitución Española y vamos claramente en contra de los estándares europeos.

PREGUNTA: ¿Qué teme?

RESPUESTA: Si lo que pretende el Gobierno es reformar la ley para elegir vocales del CGPJ sin mayoría cualificada de tres quintos sino por mayoría absoluta, esa reforma abundaría aún más en la violación de la Constitución Española y de los estándares europeos. Es que todos los informes anuales de la Comisión Europea sobre nuestro Estado de Derecho advierten en la misma dirección.

PREGUNTA: ¿Cree que el PSOE bloquea intencionadamente la renovación completa del TC?

RESPUESTA: El Gobierno está jugando muy sucio, porque está bien criticar que el PP no se sienta a negociar y bloquea la renovación del CGPJ, pero el PSOE está bloqueando la renovación del Tribunal Constitucional. Queda un magistrado por renovar que tendría que elegir el Senado y caería del lado conservador, pues el PSOE lo tiene bloqueado porque cuando consiguió la mayoría dentro, ya se olvido de la renovación completa. Es que tal y como están las cosas, que falte por nombrar un magistrado del TC importa mucho. Ahora mismo están tomando las decisiones 7 a 4, si meten a un conservador las tomarían 7 a 5; y si llega la Ley de Amnistía, al tener que abstenerse el exministro Campos, sería 6 a 5. Y si también se abstiene la exdirectora general de Bolaños, nos quedamos 5 a 5 con lo que esa ley saldría adelante pero con el voto de calidad del presidente Conde Pumpido. Al final, están en el juego nocivo de yo tenso las instituciones hasta que las colonizo y cuando ya son de mi color, me olvido. Hay que renovarlo, pero hay que renovarlo bien y no metiendo los sapos de cada partido. Hay que meter a juristas de reconocido prestigio e independientes ya sea mediante concurso de méritos o con examen público. Y si no se ponen de acuerdo que sea por sorteo.

PREGUNTA: ¿Qué propone?

La única salida es que los dos grandes partidos, PSOE y PP, se pongan de acuerdo y hagan las cosas bien. Desde la Fundación Hay Derecho hemos elaborado un informe con buenas prácticas de nombramientos del CGPJ y del Tribunal Constitucional. Un documento que se ha elaborado gracias a la aportación de 19 expertos de primer nivel. Consulte aquí la propuesta.

PREGUNTA: ¿Está en riesgo la Democracia?

RESPUESTA: Le recomiendo el libro titulado «Cómo mueren las democracias» porque da los tres pilares clave para que una democracia funcione. Los tres guardarraíles son: respeto al adversario político, autocontención en el ejercicio del poder y coraje político para no meterte en la cama con partidos extremistas que no son leales al buen funcionamiento institucional. Y esos tres elementos están hoy muy presentes en la política española. PP y PSOE han asumido la dialéctica amigo-enemigo que era la que manejaban los partidos extremistas. En política hay adversarios, no enemigos. Y creo que el presidente Pedro Sánchez actúa sin mesura, sin ningún tipo de contención. Se ha perdido el más mínimo pudor. No puedes nombrar Fiscal General del Estado a quien ha sido tu ministra de justicia.

PREGUNTA: ¿Qué opina de que la Región de Murcia esté gobernada por un mismo partido desde hace casi 30 años?

RESPUESTA: Nunca entendí que Cs en su día no facilitase la alternancia en el gobierno de la Región de Murcia como hizo en Andalucía y para colmo con apoyo externo de VOX. Aquello fue un disparate porque la alternancia es necesaria.

PREGUNTA: Con lo que está diciendo no le van a hacer ministro…

RESPUESTA: Yo no me callo. Había un lema que me parece vital: NEC SPES, NEC METU que significa «sin miedo y sin esperanza». Yo se lo digo mucho a mis alumnos. Creemos que solo influye coaccionar a la gente, pero puede ser más influyente jugar con las esperanzas y progreso de la gente. Si uno quiero ser ministro, pues está claro que hay cosas que no puede decir. Si en esta vida quieres tener independencia de criterio, tienes que vivir sin miedo y sin esperanza.

Miembro de la Fundación Hay Derecho

Germán Teruel es miembro de la Fundación Hay Derecho cuyo objetivo, dicen, es la defensa del Estado de Derecho y luchan por la regeneración institucional y contra la corrupción.

El pasado 25 de septiembre, remitieron una carta al Comisario de Justicia y Consumo, Didier Reynders donde advierten de que «una amnistía sólo es admisible ante situaciones excepcionales y no puede descansar en la artimética electoral». Días antes remitieron otra carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, donde advirtieron que «Democracia y principio de legalidad han de ir siempre de la mano, pues sin respeto al Estado de derecho no hay verdadera democracia».

«Es una jurista de desconocido prestigio»

El Tribunal Supremo ha estimado el recurso que presentó la Fundación Hay Derecho contra el nombramiento de Magdalena Valerio como Presidenta del Consejo de Estado por no cumplir el requisito exigido legalmente de ser jurista de reconocido prestigio. Aquí la sentencia.

«A partir de ahora se podrán impugnar muchas cosas y muchos nombramientos dado que la Sentencia reconoce la legitimación activa a la Fundación Hay Derecho para impugnar decisiones que atentan contra los principios del Estado de Derecho» dice Teruel.

«No era jurista de reconocido prestigio, Valerio era jurista de desconocido prestigio y el Gobierno de España no lo había motivado. No habían gastado ni una gota de tinta » concluye Teruel.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «Información que importa. Más allá de la versión oficial».

Síguenos