RRNews

Noticias

TIERRA DE CACIQUES

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

La máxima de un líder populista es: todo lo bueno ocurre gracias a mí y de todo lo malo no tengo la culpa yo. Un líder populista nunca asume responsabilidades políticas de su gestión, es más, la gestión se la trae al pairo. Y, por supuesto, todo buen populista se inventa un villano apellidado «ismo» con el que confrontar y al que culpa de todo. Además, elabora mensajes simplistas, desprecia las ideas demasiado elaboradas e intelectuales, miente sin rubor y manipula datos a su antojo. ¿Les suena? Pues debería, porque la Región de Murcia produce populistas como lechugas.

Miren lo que sucede con los datos de paro, por poner un ejemplo sencillo. Cuando el desempleo baja en la Región de Murcia, aunque baje menos que en el resto de España, es gracias al gobierno de López Miras. Si el paro sube en la Región de Murcia, es culpa del Gobierno de Pedro Sánchez.  Si el Mar Menor mejora, es gracias a la políticas de López Miras que gasta y gasta en sacar OVA, si empeora es culpa del Gobierno de Pedro Sánchez. Y así con todo. Absolutamente, maquiavélico.

Lo mejor que ha podido pasarle a López Miras se llama Pedro Sánchez contando, eso sí, con la profunda incultura política que impera en la ciudadanía murciana. Su proyecto político para la Región de Murcia se resume en dos palabras: «derogar el sanchismo» aunque no se sepa a qué se refiere exactamente. ¿Qué quiere derogar?  

¿Pretende López Miras derogar el incremento del SMI de 735 euros en 2018 a 1080 euros en 2023 en una región en la que más de 200.000 trabajadores se han beneficiado del incremento del SMI? ¿Pretende derogar el incremento del 8,5% de las pensiones en una Región en la que las pensiones son de las más bajas del país? ¿Pretende acaso derogar el Ingreso Mínimo Vital  del que se benefician 20.800 hogares y 65.652 beneficiarios en la Región de Murcia? ¿Pretende López Miras volver al despido objetivo por bajas médicas justificadas que derogó el Gobierno de España? ¿Quiere derogar la reforma laboral por la que la contratación indefinida en la Región ha pasado a significar el 56% cuando no superaba el 8%? ¿Qué quiere decir con derogar el sanchismo como único programa político para la Región de Murcia?

¿Pretende López Miras derogar el tope al gas mediante la excepción ibérica que ha hecho que pese a la guerra en Ucrania tengamos los pecios de la energía más baratos de Europa? ¿Pretende derogar los impuestos a las entidades financieras y a las empresas energéticas pese a que no dejan de arrojar beneficios multimillonarios? ¿Cuál es su brillante plan para la Región de Murcia tras 28 años de Gobierno del PP más allá de decir que quiere derogar el sanchismo, que la Región de Murcia es la «mejor tierra del mundo» y que el Gobierno de España ha cerrado el trasvase del Tajo cuando sigue abierto y enviando agua? El trasvase del Tajo, por cierto, no está cerrado. Se sigue enviando agua pese al incremento de los caudales ecológicos en febrero: 54hm3 en total han llegado del Tajo en marzo y abril de manera automática al estar la cabecera del Tajo en nivel II.

¿Pretende López Miras derogar los 484 millones de euros que el Gobierno de España ha destinado a la protección y regeneración del Mar Menor al límite de sus competencias ante la inacción del Gobierno de la Región de Murcia? ¿Pretende acaso derogar los 40 millones que ha destinado el Gobierno de España a la Región para  la creación 4000 plazas públicas de educación infantil de 0 a 3 años en una región a la cola de España en este aspecto? ¿Pretende derogar el soterramiento de las vías? ¿Pretende derogar el avance acelerado de las obras del AVE hasta Cartagena y Lorca? ¿Pretende acaso López Miras derogar el cierre del grifo a 8.500 hectáreas de regadío ilegal en el entorno del Mar Menor?

¿Cuál es su plan para sacar a la Región de Murcia del pozo en el que se encuentra más allá de decir que el AVE que diseñó su partido es un «fracaso» o que «el PP es el partido de los agricultores» y así tratar de retener votos que se están yendo a VOX?. Que sí, que es verdad que las exportaciones hortofrutícolas van muy bien, no dejan de aumentar. Evidentemente, unos pocos se están haciendo verdaderamente ricos, riquísimos. Cochazos, chaletazos…etc…pero esa riqueza no es permeable, no llega a la ciudadanía. En la comarca del Campo de Cartagena – Mar Menor, el 36,5% de las personas están en riesgo de pobreza. La mayor tasa AROPE de la Región y de España. Se trata de personas que sobreviven con 10.000-11.000 euros al año mientras el coste de la vida no deja de crecer y ven como sus patrones viven a todo trapo. Los patrones que piensan aportar hasta 2,4 millones de euros a la Fundación Ingenio que ha impulsado la tesis negacionistas sobre la crisis ambiental que sufre el Mar Menor, cosecha votos para VOX y el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, tildó de «agitadores» y «populistas». Es decir, que los regantes del Campo de Cartagena ya se han quitado definitivamente la careta y pretenden tapar con perras, será por dinero, la mierda que están echando a la laguna. Ni se imaginan la de falsas noticias que pueden insertar con ese capazo de dinero.

LA POBREZA GALOPA EN LA REGIÓN

Según el último informe de la Red de Lucha contra la Pobreza (EAPN) Murcia es la Región que pasa hambre, la que no llega a fin de mes, la región que pasa frío por la pobreza energética, la región que puede perder el trabajo por la elevada inestabilidad laboral, también es la región que deja los estudios. Estamos a la cabeza en abandono escolar. «Ni sanchismo, ni la mejor tierra del mundo ni hostias» dicen desde los sindicatos que saben de primera mano lo que se cuece y cómo se las gastan algunos empresarios de la Región con sus empleados «y lo miserables que se muestran cuando toca negociar el convenio colectivo». Pero ya se sabe que para los señores del PP, con Díaz Ayuso a la cabeza, los pobres no son gente de bien, estorban, y la justicia social a la que debe aspirar todo demócrata «es un invento de la izquierda».

Lo que para nada es un invento, por mucho que el consejero Marcos Ortuño presuma un día sí y otro también de datos turísticos, es que el turismo no despega en la Región de Murcia. La misma patronal, CROEM, cuyas demandas son órdenes para el Gobierno de López Miras,  admite que «se habla mucho del potencial turístico de nuestra región, pero no hemos conseguido todavía que este sector se convierta en una alternativa real de crecimiento para nuestra economía». También denuncian, qué osadía,  el «déficit de accesos del aeropuerto de Corvera al que solo se puede llegar en taxi o en vehículo privado porque no hay líneas de autobús que lo conecten con ninguna parte. ¿Acaso es eso  también culpa del sanchismo?  ¿Es atribuible al sanchismo la nefasta gestión que está realizando la Consejería de Empresa con los 30 millones de euros transferidos a la Región para movilidad eficiente y la instalación de energía fotovoltaica en empresas y viviendas en la región española con más horas de sol al año?

El plan López Miras falla porque resulta que «derogar el sanchismo» también es la única propuesta de VOX para la Región de Murcia y con mucho más predicamento  entre el terruño agrícola y ganadero porque han fichado a Alberto Garre que, a la vejez,  también se ha vuelto negacionista del cambio climático, promete llenar España de trasvases y derogar la Ley del Mar Menor entre corridas de toros, desalojo de okupas, cacerías por el monte y cierre de centros de menores inmigrantes no acompañados.

Cómo lo verán de grisáceo  los populares que han tenido que abrir el baúl y sacar a pasear a José María Aznar  por Torre Pacheco con el lema «Entre todos más agua» a ver si así logran frenar el trasvase de votos hacia el partido de Abascal.  Por lo que dicen, quieren recuperar el trasvase del Ebro que en su día contó con informes negativos de la Comisión Europea y enterró Rajoy. ¿Han preguntado a Feijóo que ni menciona el trasvase del Tajo cuando viene a la Región de Murcia y no ha aclarado aún si derogará los caudales ecológicos aprobados para el río Tajo? Por cierto, Aznar fue el encargado de asestar el primer hachazo al trasvase del Tajo al subir de 110 hm3 a 240 hm3 el mínimo trasvasable en cabecera. El segundo gran hachazo, fue cosa de Dolores de Cospedal, también del PP, al elevar hasta los 400 hm3 el mínimo trasvasable. Si es que la memoria es tan corta y el agua emborracha tanto.

No se equivoquen, el 28 de mayo no se presentan Pedro Sánchez ni Feijóo. No es la primera vuelta de las elecciones generales como pretende hacer creer el Partido Popular. El 28 de mayo, los votantes  van a censurar o avalar la gestión de sus alcaldes y presidentes autonómicos. Y aunque los sondeos auguran la victoria de López Miras porque el PSRM-PSOE de Pepe Vélez se lo ha puesto muy fácil, con las urnas nunca se sabe. Los socialistas murcianos parecen haber recibido una dosis de moral, falta les hacía, tras el lleno del pabellón Príncipe de Asturias para ver a Pedro Sánchez. Quizá debieran explicar también cual es su proyecto para la Región de Murcia más allá de criticar y denostar al contrario.

¿Qué plantea el PSRM-PSOE que ilusione y motive a los murcianos en una tierra en la que, como buen cortijo sureño, lo de abrir ventanas y levantar alfombras no importa? ¿Acaso no somos campeones en economía sumergida y pagos en negro? Si trampear es el deporte regional y la primera pregunta en una entrevista laboral es ¿tú de quién eres?, igual el PSOE debiera darle una vuelta al argumentario. O mejor, tirar a la papelera el argumentario que fabrica Ferraz y elaborar un discurso propio.

El CIS, a diferencia del CEMOP, dice que gana el PP de López Miras, pero lejos de la mayoría absoluta y, por tanto, necesitará a VOX para gobernar. Dice el CIS que el PSRM-PSOE está cerca, muy cerca. ¿Y si los murcianos descubren el poder del voto en las urnas y les da por derogar el cortijismo imperante en la Región de Murcia donde siempre ganan los que más dinero tienen? ¿Y si a los pobres, los pensionistas, los dependientes, los jóvenes sin futuro en la Región de Murcia les da por no dejarse llevar por eslóganes vacíos y votan en contra del criterio del señorito del cortijo? ¿Y si los murcianos descubren que las bajadas de impuestos de las que presume López Miras les suponen como mucho un ahorro de 2 ó 3 euros al mes mientras se dispara el déficit y la deuda regional? Evidentemente, nadie les ha explicado que disparar la deuda les afecta gravemente porque supone destinar más dinero  en presupuestos al pago de intereses mientras se deterioran los servicios públicos. Por cierto, no consta que Feijóo haya prometido a López Miras la condonación de la deuda regional que ya roza los 12.000 millones de euros. Tampoco consta que Feijóo vaya a reformar el sistema de financiación autonómica.  

En fin, todo es posible. Dicen que hay 120.000 indecisos y con las urnas nunca se sabe. De entrada, ha sentado a cuerno quemado que horas antes del inicio oficial de la campaña electoral, López Miras haya enviado un correo electrónico a todos y cada uno de los 60.000 empleados públicos de la CARM informándoles del acuerdo alcanzado por el que recuperan la jornada semanal de 35 horas y mejoras salariales tras meses mareando la perdiz y más de una década de duros recortes.

El partido de López Miras haría bien en distanciarse de VOX y en ofrecer algo más que  confrontación política con el Gobierno de España. Hasta los empresarios dicen que la Región no puede permitirse tanta confrontación política.  Aún no ha dicho qué hará con la Ley del Mar Menor en el caso de que VOX sea decisivo y así lo exija. Aún no ha dicho prácticamente nada y mira que ha dado entrevistas, incluso a medios donde le han insultado groseramente para lograr llegar a los votantes de extrema derecha. ¿Y qué más aparte de derogar el sanchismo? ¿Qué más? ¿Mayoría necesaria para hacer qué? Si no hay más que “sanchismo” es que no hay nada. 

Este artículo fue inicialmente publicado en blogger.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos