RRNews

Noticias

EL CINISMO DE LOS PODEROSOS

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

«Si en otras épocas el mejor ejercicio de ciudadanía madura y responsable era el compromiso o la movilización, hoy deberíamos aspirar a ser ese ciudadano escéptico que deconstruye los discursos con los que tratan de movilizarle”. Daniel Innerarity

A veces me pregunto cómo es posible que diga todo lo que dice sin sonrojarse, sin inmutarse, sonriendo, mirando a cámara, mirándoles a los ojos. Hay que estar muy entrenado para ello o, simplemente, carecer de vergüenza e ir sobrado de cuajo.

A veces me pregunto cómo es posible que la mayoría de los murcianos le crean obviando las circunstancias en las que viven, trabajan o estudian sus hijos. Cómo es posible que tantos hayan decidido ignorar conscientemente tantos hechos y tantos datos que sitúan a Murcia como una de las regiones más pobres y atrasadas de España y Europa.

A veces me pregunto cómo es posible ser tan cínico y que no haya consecuencias políticas sabiendo que el cinismo actual es la mentira a sabiendas y la defensa de lo indefendible con total descaro y desfachatez.

¿Qué hay del cinismo de Diógenes que utilizaba la burla, la ironía y la insolencia como un desafía al poderoso? Ahora es el poder el que se burla, ironiza y se muestra insolente con el débil ¡Y hay tantos débiles de mente y alma en la Región de Murcia!

¿En qué momento el cinismo pasó de ser una insolencia plebeya a una prepotencia señorial? ¿En qué momento la ironía dejó de ser un desafío al poder para ser el síntoma de la prepotencia de quien ya no le basta con tenerlo todo sino que ha decidido mostrarlo y humillar al que nada tiene? ¿Qué ha hecho que la sociedad murciana disculpe una y otra vez las mentiras y las acciones inmorales que unos pocos realizan con tanto desparpajo? ¿En qué momento la opinión pública se volvió tan hipócrita, sumisa, complaciente y aborregada?

«Ya no es David quien provoca a Goliat, sino que los Goliats de todos los tiempos [ …] enseñan a los Davides, valientes, pero sin perspectiva, dónde es arriba y dónde es abajo»  dice el filósofo alemán Peter Sloterdijk en su libro Crítica de la razón cínica. 

¿Por qué tantos murcianos aceptan con resignación una vida en el sótano? ¿Qué lleva a tantos murcianos sin un duro, sin futuro y sin posibilidad de salir del agujero a votar a aquellos que defienden los intereses de los que más tienen y consideran que lo público es totalmente accesorio?

Al desinterés por la política se suma el profundo desconocimiento de muchos ciudadanos sobre cómo funciona el sistema autonómico. Muchos murcianos piensan que la sanidad es competencia del Estado y no del Gobierno regional, de ahí que el mensaje «derogar el sanchismo»  esté dando tan buen resultado a las derechas. A eso hay que sumar que un 30% de la población murciana no vota, aunque muchos de los que no acudirán a las urnas son los que más necesitarían votar para  cambiar las cosas. Los excluidos del sistema se quedan en casa, la pobreza da alas electorales a la derecha.

En la Región de Murcia es urgente un programa de alfabetización política. Nos hemos convertido en hijos del titular o la frase ingeniosa del día; somos esclavos de nuestra ignorancia, incapaces de deconstruir los discursos simplistas con los que tratan de movilizarnos, incapaces de distinguir la verdad de la mentira, incapaces de levantar la vista y mirar más allá.

Este artículo, si desea acceder al vídeo que contiene, fue inicialmente publicado en blogger.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos