RRNews

Noticias

¿Orgullosos de que?
¿Orgullosos de que?

¿Orgullosos de qué?

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

El lema escogido este año por el Gobierno regional para conmemorar el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia fue «Orgullosos de ser como somos» y, como era previsible, en los discursos institucionales volvió a salir lo de que Murcia es «la mejor tierra del mundo» y que si patatín, que si patatán con la palabra libertad. Echando la vista atrás, los últimos 25 años del Partido Popular en la Región de Murcia podrían resumirse así: Del «¡Murcia qué hermosa eres!» a la «¡Mejor tierra del mundo!» pasando por el «¡Agua para todos!».

Y por eso, y a poco para que comience otro debate sobre el Estado de la Región en el que nos deleitarán con anuncios grandilocuentes que no se cumplirán, debemos preguntarnos cómo somos los murcianos y de qué podemos sentirnos orgullosos.

Según estudios realizados por el departamento de sociología de la Universidad de Murcia, los murcianos se ven a sí mismos como «buena gente» así como «acogedores-hospitalarios». Pero también se definen como «conformistas», «pasotas», «tercos» y «poco reivindicativos». En definitiva, condescendientes con quienes nos gobiernan. Y ese conformismo les lleva a creer y a decir que vivimos en la «mejor tierra del mundo», eje central del plan de ingeniería social diseñado por San Esteban para mantener embobada a la población. Ríete tú de los independentistas catalanes y de sus campañas de lavado cerebral colectivo.

«Cuando en los años 80 los informes revelaban la desigualdad regional, estos situaban a la Región de Murcia en el furgón de cola. Éramos además la región con más población analfabeta. Decían esos informes que había que invertir en educación principalmente. 40 años después somos más ricos relativamente, pero seguimos estando en el furgón de cola. Somos una de las regiones de menor desarrollo económico en relación a otras regiones de España. Habría que preguntarse qué hemos hecho frente a otras regiones que han progresado más y más rápido. Y la clave es la inversión en educación» dice el catedrático de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad de Murcia, José Miguel Martínez Carrión.

Por tanto, pemítanme que les pregunte: ¿orgullosos de qué?

¿Orgullosos de baja productividad laboral? ¿Orgullosos de estar a la cola en competitividad y en inversión I+D? ¿Orgullosos de una economía sumergida estructural porque muchos mal llamados empresarios prefieren pagar en negro? ¿Orgullosos de trabajadores con escasa formación? ¿Orgullosos de salarios y pensiones paupérrimos? ¿Orgullosos de una renta pér capita media que no llega a los 20.000 euros al año? 19.838 euros/año, el 83,7% de la nacional que se sitúa en 23.683 euros. ¿Orgullosos de que 620.000 contribuyentes murcianos de los 968.000 que perciben rentas, declaren ingresos inferiores a 12.000 euros al año? ¿Orgullosos de tasas de pobreza y exclusión social vergonzantes según datos de Cáritas? 

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de la elevada tasa de desempleo juvenil? ¿Orgullosos de que nuestros jóvenes se vean forzados a emigrar para conseguir un empleo acorde a su formación? ¿Orgullosos de tener la sexta juventud menos desarrollada según el Centro de Estudios Reina Sofía? Un barómetro que analiza datos de educación, empleo, emancipación, vida, salud y uso de las tecnologías de la información. ¿Orgullosos de que un sector como el de la hostelería (más de 40.000 personas) lleve 14 años sin convenio colectivo? ¿Orgullosos de ser el paraíso de las Empresas de Trabajo Temporal? ¿Orgullosos de que el 64% de los sueldos de la región de Murcia se correspondan con el salario mínimo? ¿Orgullosos de tener los empresarios más reacios de España a negociar los convenios colectivos puesto que el 70% de los convenios colectivos de la Región están sin firmar? ¿Orgullosos de consejerías como la de Empresa que no ha sido capaz de resolver ni una sola petición de ayuda al autoconsumo eléctrico de las más de 6.000 solicitudes presentadas cuando otras CCAA ya han resuelto y pagado todo el dinero recibido del Ministerio y van por la segunda ampliación de fondos? ¿Orgullosos de los casos de esclavitud laboral que destapa la Guardia Civil en el campo murciano? ¿Orgullosos de parques de bomberos sin bomberos que nos socorran a las puertas del verano con el riesgo que eso conlleva?

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos del elevado número de casos de cáncer en las poblaciones cercanas a las balsas de Zincsa, que superan en cinco millones los niveles legales de arsénico? Balsas que son veneno y que  siguen sin vaciar pese a la orden judicial a la Comunidad Autónoma. ¿Orgullosos del desastre económico, social y ambiental que supone el ecocidio del Mar Menor? ¿Orgullosos de que una revista estadounidense especializada en viajes y destinos en los que disfrutar de la jubilación recomiende no nadar ni comprar viviendas cerca del Mar Menor? ¿Orgullosos de que la televisión alemana recomiende no comprar frutas ni verduras producidas junto al Mar Menor «por el veneno que tiran a los peces»? ¿Orgullosos de que dos años después de la aprobación de la Ley del Mar Menor no haya forma de certificar que se está cumpliendo? ¿Orgullosos de las raquíticas plantillas de inspectores en materia de medio medio ambiente? ¿Orgullosos de que la mayoría de las balsas de purines estén sin impermeabilizar mediante láminas y, por tanto, contaminando suelos y acuíferos? ¿Orgullosos de que la patronal CROEM presuntamente señale a funcionarios de medio ambiente que luego son apartados como asegura un asesor jurídico de la Consejería? ¿Orgullosos de la fuga de turistas y de que el valor inmobiliario de las viviendas del Mar Menor se haya devaluado en más de 4.150 millones de euros según el Banco de España? ¿Orgullosos de que el lobby agroindustrial denominado Fundación Ingenio, a quien el presidente López Miras define como «los buenos», fuese a Bruselas a decir que la degradación del Mar Menor se debe a bacterias fecales y no a sus nitratos? ¿Orgullosos del negacionismo climático militante? ¿Orgullosos de que el Gobierno regional haya desmantelado el engranaje normativo que ha de proteger el medio ambiente? ¿Orgullosos de las cantidades ingentes de dinero público que estamos gastando en retirar ova del Mar Menor producida por los nitratos que echan los que nunca pagan?
 

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de ostentar una de las más altas tasas de abandono escolar? ¿Orgullosos de que la Región registre los mayores niveles de obesidad infantil? ¿Orgullosos de que solo el 2% de los niños pobres de la Región accedan a una beca comedor y de que haya que ser pobre de solemnidad (ingresos por debajo de 616 euros al mes para un hogar de cuatro personas) para poder acceder a una de esas ayudas? ¿Orgullosos de que el Gobierno regional solo destine un millón de euros en ayudas al estudio mientras riega de subvenciones a organizaciones agrarias y empresariales aún sabiendo que es necesario ayudar a muchos niños a romper el círculo de la pobreza y que así no hereden las miserias de sus padres? ¿Orgullosos de colegios e institutos con goteras que se caen a trozos desde hace años o de centros educativos que no pueden poner la fotocopiadora porque saltan los plomos debido a una instalación eléctrica demasiado antigua? ¿Orgullosos de la prácticamente nula oferta de plazas públicas de educación infantil? ¿Orgullosos de ser los últimos en escolarización de 0 a 3 años porque la mayoría de las familias no pueden pagar las escuelas privadas? ¿Orgullosos de que las políticas educativas del Gobierno regional generen colegios gueto desde los años 90 según un estudio de la UMU? ¿Orgullosos de haber sido la Región del pin parental en las aulas? ¿Orgullosos de ser una de las comunidades con mayor número de víctimas de violencia machista? ¿Orgullosos de que la Consejería de Educación incumpla la ley impidiendo así que cientos de familias murcianas tengan libros de texto gratis?

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de la falta de maestros y de médicos en nuestros colegios y centros de salud? ¿Orgullosos de citas con el médico para dentro de un año o para 2024 como ocurre con rehabilitación? ¿Orgullosos de una Región que no tapona la fuga de médicos y deja escapar a su MIR porque solo les ofrecen contratos precarios? ¿Orgullosos de que casi el 80% de las contrataciones realizadas por la Consejería de Salud en los tres últimos años hayan sido por menos de 90 días? ¿Orgullosos de tener la peor sanidad de España según un informe de Defensa de la Sanidad Pública? ¿Orgullosos de que los seguros de sanidad privados se hayan incrementado en la Región un 200% según datos del BBVA? ¿Orgullosos de que los coordinadores de 77 centros de salud de atención primaria de los 86 que hay en la Región hayan tenido que firmar un escrito alertando de que el primer nivel de salud está en riesgo por faltad de medios? ¿Orgullosos de que el Gobierno regional haya despedido a más de 700 sanitarios sabiendo de la falta de recursos? ¿Orgullosos de que en en los hospitales públicos de la Región no se practiquen abortos en claro incumplimiento de la Ley de Interrumpción del embarazo? ¿Orgullosos de que el Gobierno de López Miras considere el aborto un «fracaso» y no un derecho de las mujeres? ¿Orgullosos de confundir a la ciudadanía con irresponsables bajadas de impuestos que solo favorecen a los que más ganan y que luego falte dinero para pagar sanidad y educación? ¿Orgullosos de ser la región española con más déficit y que la deuda regional supere ya los 11.100 millones de euros y subiendo?  El gobierno destina 1500 millones de euros al año, 4 millones de euros al día, a amortizar deuda.

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de que mueran cientos de personas en lista de espera de la dependencia? 1413 dependientes fallcieron en 2021 en la región esperando una ayuda que nunca llegó. ¿Orgullosos de la CARM destinara el incremento del dinero estatal para dependencia a aliviar las arcas autonómicas? ¿Orgullosos de residencias de mayores infradotadas, trampas mortales durante la pandemia? ¿Orgullosos de que en las residencias de mayores de la Región haya casos de sarna, contenciones, resistencias antibióticas, pacientes terminales sin cuidados paliativos… «sin que nada se haga ni a nadie preocupe» como afirma del doctor Abel Novoa? ¿Orgullosos de la angustia de miles de familias cuyos hijos requieren de Atención Temprana y no la reciben porque no pueden pagarla aún habiendo una Ley que supuestamente garantiza su gratuidad?¿Orgullosos de abocar a miles de familias a la desesperación más absoluta al comprobar que su hijo ha nacido con un retraso evidente del desarrollo y que no le atienden porque el Gobierno ha decidido aprobar una mala ley  en contra del criterio de especialistas y de familias? ¿Orgullosos de que la Región de Murcia se quedase fuera del reparto de 109 millones de euros de fondos europeos de inclusión por no presentar ningún proyecto? ¿Orgullosos de que la Región destine solamente 317 euros a servicios sociales, la menor cantidad por CCAA o que ocupe la penúltima posición en la calificación de las 17 comunidades en el desarrollo de sus sistema de Servicios Sociales con un desarrollo IRRELEVANTE y una tendencia decreciente desde 2017 según el informe ‘Índice DEC 2021’ elaborado por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales? ¿Orgullosos de ser de la regiones de España con menor número de plazas residenciales de mayores? ¿Orgullosos de la inexistencia de políticas de ayuda a la conciliación laboral y familiar? ¿Orgullosos del aumento imparable de desahucios, familias que son literalmente puestas de patitas en la calle, mientras el Gobierno solo habla de okupas? ¿Orgullosos de tener uno de los más escasos parques de vivienda pública?
 
¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de estar a la cola en número de lectores de libros? ¿Orgullosos de que la Región no consiga frenar la brecha de paro femenino y de que la desigualdad salarial sea del 20%, casi 5.000 euros al año?¿Orgullosos del cinismo que exhiben políticos como Alberto Castillo preguntándose cómo es posible que sea tan difícil romper el techo de cristal en la Región en un acto donde el Gobierno (DÍA DE LA REGIÓN) premió a 14 hombres frente a solo tres mujeres? ¿Orgullosos de premiar a un Obispo que se hizo pasar por capellán para colarse con las vacunas? ¿Orgullosos de ser la región donde más altos cargos se vacunaron saltándose el protocolo? ¿Orgullosos de un gobierno que ha torpedeado al Consejo de la Transparencia hasta forzar la dimisión de su presidente? ¿Orgullosos de ser la Región con más consejeros tránsfugas de España o de que la cultura esté en manos de dos diputados de extrema derecha que ponen y quitan directores generales? ¿Orgullosos de que se disparase el gasto en altos cargos tras el acuerdo de gobierno de PP con Cs tras las elecciones de 2019 porque había que colocar a mucha gente? ¿Orgullosos de que en tres años el Gobierno regional contabilice 40 dimisiones de diferentes altos cargos?
 

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de que dos de cada diez murcianos atendidos en la red de salud mental sean menores de 16 años y de que el partido gobernante, el PP, vote en contra de contratar psicólogos aunque falten, y faltan muchos? ¿Orgullosos de que los orientadores educativos de los colegios e institutos estén desbordados por falta de medios porque ya tocan a un orientador por cada 1.000 alumnos y no pueden hacer bien su trabajo? ¿Orgullosos de ser la región de Murcia de Europa con mayor número casinos y salones de juego? ¿Orgullosos de un aeropuerto sin aviones? ¿Orgullosos de pagar cada año cerca de 30 millones por la desaladora Escombreras aunque no produzca agua? ¿Orgullosos de infraestructuras tercermundistas y de pactos por las infraestructuras que no sirven absolutamente para nada excepto para dar titulares? ¿Orgullosos de planes de reactivación gubernamentales que prometen cambios de modelo productivo que nunca llegan?

¿Orgullosos de qué?

¿Orgullosos de dirigentes políticos que al insulto lo consideran hablar claro? ¿Orgullosos de exportar la imagen de una región en blanco y negro? ¿Orgullosos de que la mentira y la manipulación  política sean el pan nuestro de cada día? ¿Orgullosos de dirigentes políticos victimistas cuya única estrategia consiste en decir «nos atacan» al más puro estido Gila?¿Orgullosos del recalcitrante incumplimiento de leyes regionales que una vez aprobadas son introducidas en un cajón? ¿Orgullosos de que cada año, con motivo del Día de la Región, el presidente diga que «el futuro comienza hoy» como si acabasen de llegar al Gobierno? ¿Orgullosos de gestores incompetentes al frente de consejerías? ¿Orgullosos de un legislativo que ha perdido su función? ¿Orgullosos del autoritarismo político imperante y de un Parlamento absolutamente desprestigiado? ¿Orgullosos de haber paralizado la reforma del Estatuto de Autonomía aprobada por unanimidad solo para que López Miras pueda repetir como candidato en 2023? ¿Orgullosos de una oposición política adormecida y carente de reflejos, estrategia e interés que solo transmite aburrimiento? El PSRM-PSOE no tiene ni secretaría de comunicación y sigue culpando a los medios de comunicación.

No, no somos la mejor tierra del mundo por mucho que lo repitan. Más bien una deformación grotesca de lo que debiéramos ser y no somos como parte de Europa. En realidad, éramos y seguimos siendo una tierra pobre y atrasada tanto económica como socialmente cuyas gentes sufren de apatía y absoluto desinterés por casi todo. Víctimas del virus de la incultura y, por tanto, mucho más sensibles a caer en las trampas de la polarización y de la manipulación informativa. Como si lo que nos pasa, que no es poco, fuese un designio divino que hay que aceptar con abnegada resignación. Como si las banderas dieran de comer. Murcianos que llegan malamente a fin de mes más pendientes de las andanzas de vascos y catalanes y hasta de venezolanos como Maduro que de fiscalizar la gestión de su gobierno más cercano. Así nos consolamos los murcianos del hambre y de los malos gobernantes que nos aquejan. 

Somos una región carcunda, la más carcunda de España. La olla vacía, pero la bandera bien tiesa.

Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «información sin miedo».

Síguenos