RRNews

Noticias

Medio Ambiente

Un estudio científico detecta señales de extinción de la nacra en el Mar Menor

Los científicos advierten de que "se necesitan acciones urgentes para proteger la nacra y evitar su extinción. La especie podría desaparecer en tres años.

Comparte este post:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

«La población de la nacra del Mar Menor lleva varios años disminuyendo y su situación sigue agravándose cada día». Así de rotundos se manifiestan los investigadores. La especie endémica Pinna nobilis está ahora clasificada en la Lista Roja de la UICN como especie en peligro crítico.

Un estudio científico liderado por Instituto Español de Oceanografía, en el que también han participado otros institutos científicos, ha monitoreado la población de nacras (Pinna nobiles) en el Mar Menor para evaluar su posible resiliencia para recuperarse de varias catástrofes ambientales e impacto humanos que diezmaron drásticamente la población de nacras entre 2016 y 2019.

Los primeros registros de la especie en la laguna del Mar Menor datan de principios de los años 80. El último registro de una población densa y saludable data de 2014, cuando se estimó que la población era de1,8 millones de individuos. La población actual no supera los mil ejemplares.

Según el estudio científico publicado en la revista Korean Journal of Nature Conservatión, entre 2019
y 2022, evaluaron el mantenimiento de su población y su éxito reproductivo. Primero, monitorirzaron los cambios en las densidades generales y el crecimiento de las conchas, e instalaron entre 23 y 45 recolectores de larvas para evaluar el éxito reproductivo.

Primeros signos de una probable extinción

Los investigadores observaron una estabilización de las densidades de población y un crecimiento positivo de los individuos. Sin embargo, no se observó ninguna incorporación de reclutas a esta población que envejecía. «Nuestros resultados resaltaron la falta de recuperación de las especies y los primeros signos de una probable extinción a corto plazo de la población local«.

Teniendo en cuenta que la edad media actual de los individuos de Pina nobilis del Mar Menor es de 6 años y que la esperanza de vida máxima de los individuos del Mar Menor es de 9 años «es posible que
los individuos actuales no duren más de 3 años, lo que llevaría a la población a una extinción inminente en un período de corto plazo».

Fangos, macroalgas y metales pesados

«El actual proceso de eutrofización en la laguna del Mar Menor podría estar exacerbando los ya
mayores factores estresantes naturales de estos hábitats cerrados y recortando el éxito reproductivo del mejillón abanico, afectando tanto el bienestar de los adultos reproductores como el éxito de las larvas…el colapso de la laguna podría estar deteriorando las condiciones del mejillón y provocando la liberación de gametos inviables, además de afectar a las larvas obtenidas del desove viable».

La existencia de grandes áreas fangosas y la presencia de la macroalga Caulerpa también podrían estar influyendo en el evento de reproducción del mejillón abanico.

La contaminación por metales pesados del Mar Menor puede ser letal

En los primeros 10 cm de capa del sedimento se han detectado concentraciones máximas de 8000 mg/kg kg− de Zinc, 12000 mg/kg de Plomo y 100 mg/kg de Arsénico.

«Estos metales pesados podrían llegar a la columna de agua a través de procesos como la resuspensión de sedimentos y, dependiendo de la concentración, pueden ser letales para las larvas de bivalvos»

Se necesitan acciones urgentes

Los investigadores advierten de que «se necesitan acciones urgentes de manejo y conservación enfocadas a restaurar el ecosistema y proteger a los individuos de Pinna nobilis para evitar la extinción de esta población y la pérdida de uno de los últimos reservorios de esta especie emblemática».

«Se deben tomar acciones inmediatas para proteger a los individuos restantes de factores externos como fondeo, extracción ilegal, interacciones con la pesca… Paralelamente a estas acciones, es
necesario el establecimiento de programas de cría en cautividad. Estos programas podrían garantizar un suministro constante de juveniles para reforzar las poblaciones silvestres y contrarrestar la actual falta de reclutamiento natural».

Las catástrofes ambientales han diezmado la población de nacras

Cuatro grandes catástrofes ambientales durante los últimos años han diezmado seriamente la población de nacras en el Mar Menor. En 2016, la laguna del Mar Menor sufrió un importante evento de eutrofización que provocó el colapso absoluto de la vegetación lagunar y la muerte de la mayoría de las comunidades faunísticas, incluida Pinna nobilis que viven a más de 2,5 m de profundidad.

En 2019, la laguna sufrió los efectos de un evento de precipitaciones extremas denominado “gota fría”.
Este evento intenso arrastró toneladas de agua dulce, sedimentos y nutrientes hacia la laguna. Esto provocó la disminución de la salinidad de la laguna en 14 unidades, permitiendo así la intrusión parcial del parásito H. pinnae.. Además, la laguna sufrió anoxia por debajo de 3 a 4 metros de profundidad
durante un período de 3 semanas, provocando la muerte de las pocas nacras supervivientes de 2016.

Posteriormente, en agosto de 2021 se produjo un nuevo evento de anoxia parcial en diferentes zonas de la laguna, afectando mayoritariamente a los individuos ubicados cerca de La Manga.


Si quieres estar al día de nuestras publicaciones, puedes suscribirte a nuestros canales

RRNews es un portal de «Información que importa. Más allá de la versión oficial».

Síguenos